21 de diciembre de 2009

Chusto, chusto...

Si, ahora lo digo así en plan de cachondeo pero nos llevamos un buen susto, para las que tenemos bebes que comienzan a caminar o bueno que ya han pasado por esa etapa, saben que el tema bollos en la cabeza y golpes varios están a la orden del día por lo cual tenemos a mano stik de árnica para golpes y compresas frías en la nevera, hasta hace unos días no habías sabido lo que era un susto real, estaba trabajando cuando mi móvil comenzó a sonar sin parar y cuando vi que era Paqui solté el plato que estaba revisando para que saliera de cocina y cogí el teléfono, me dice nerviosa que Daniel se dio un golpe de mucho cuidado en la parte de la nuca contra el pico de mesa del salón, trato de calmarme y hacer una serie de preguntas, le pido que lo observe y me llame en un par de minutos y voy avisando a todo el mundo que quizá me tenga que ir, he de contar que la noche del 18 era una de las más complicadas porque teníamos unas 30 comidas con menús distintos lo cual es una complicación y ya saben con el tema de la crisis súper cortos de personal, me llama de nuevo y me dice yo veo el niño muy raro voy por ti que nos vamos al hospital, así que nada, llamar a mi jefe y dejar dicho que me voy y salir corriendo, en el coche veía al niño raro pero bueno no hay que alarmarse e intentar no perder los nervios para empeorar las cosas noche de tormenta calles anegadas, viento terrible y demás, ya en el hospital , a la sala de espera y comienzo a revisarlo ya que antes no había tenido oportunidad y parecía que no tenía nada, no había brecha, no chichón solo un pequeño morado con forma de triangulo y eso en un golpe es de lo menos recomendable, así que cuando nos toco pasar con la pediatra, saz la conocemos y resulta que no es pediatra y nada más sentarnos nos dice, nos hay enfermera, no asistente, no hay personal, así que vamos a tardar, le hace una revisión y le manda hacer unas radiografías, esperar, esperar y bueno cuando le hacen las placas y volvemos a la sala de espera de pediatría lo tienen en observación y a las 2 y pico de la mañana nos dice la medico que en las radiografías no se ve nada que esta somnoliento pero que por la hora que es no se puede evaluar objetivamente (vamos que podía ser simple sueño por lo tarde que era), así que nos da el alta y nos dice que por la mañana le demos el desayuno como siempre y lo observemos y que si vemos cualquier cosa rara que volvamos para hacerle un TAC, gracias a Dios al día siguiente estaba un poco mimi pero todo normal, todo quedo en un susto, cuando volvimos a casa me vi en el espejo y le dije a Paqui como no me has dicho nada, tenía las manos llenas de harina pegada en las uñas, la ropa torcida y el pelo como el de la chilindrina, normal me quite el uniforme y me metí la ropa de cualquier manera, vamos que cuando te asustas así, no piensas en nada, solo doy gracias de que fuera eso un susto.





Daniel ya no solo camina, corre, baila, marcha, da saltitos y se tira sobre las cosas (claro sin medir el peligro) tiene una cara de travieso, esperemos que solo sea la cara jejeje, también he de decir que es un rodeor muerde todo o casi todo, le gusta pisarnos eso si cuando estamos sin zapatos (con zapatos las mamis no ponen cara de dolor), pide más atención y muestra cada día más sus preferencias, eso si el señorito si está viendo en la TV algo que le gusta no te hace caso por nada del mundo (dice Paqui que en eso se parece a mi jajajaja) también le gusta mucho dar abrazos, nos acaricia, le gusta recargar su cabeza sobre nuestro pecho, le gusta mucho acariciarnos las manos y regalarnos sonrisas varias, le gusta sentarse a nuestro lado en el sofá, todo eso es lo máximo, cuando nos grita mamá es lo más bello, es wapisimo (y aunque no lo fuera para los demás, lo es para los ojos de nuestros corazones) es nuestro amorcito.




Me encanta ver cómo va aprendiendo y como se van desarrollando todos sus sentidos, sus gustos, su personalidad y pensar que es nuestro que esta aquí y no es más un sueño.



Chicas a todas mucho animo a veces si se hace duro o difícil, cuando estas cansada o cuando el imbécil de tu jefe te pone de malas o simplemente estas agotada pero al final de todo esto y a pesar de todo esto es maravilloso ver a esa personita que te ama de esa forma.




Besos


7 comentarios:

Bego dijo...

Que bien que no haya sido nada! yo todavía no se lo que es esa preocupación pero espero muy pronto tener la gran suerte de saberlo. Mucha suerte y disfrutad mucho de vuestro hijo que es precioso!

Silvia y Eva. dijo...

vaya susto el que os habeis dado yo creo que vamos hubiera salido corriendo hasta con la ropa de trabajo ja ja ja
menos mal que no ha sido nada al final

KyM dijo...

Que susto chicas, menos mal que no fue nada, pero enseguida te preocupas es normal. Y con todos los abrazos y besitos que os da, se pasa rapido.
Besos.

Núria y Luisa dijo...

Vosotras lo sabréis mejor que nadie, pero el chusto lo tienes en el cuerpo desde que te sale el pipitest positivo. Eso es amor...
Un abrazo

Euge dijo...

Que bueno que no fue nada, vieron que con estos terremotos nunca se sabe aprenden todos los días algo nuevo y no siempre algo seguro... se acuerdan lo que nos paso a nosotras con el Coco y el horno, ahora lo tenemos super entrenado con la cocina, pero todos los días nos ahce asustar con algo nuevo.

Estos Chicos!! jajajajja que le vamos a hacer

Muchos besos y que tengan felices fiestas!

GLORIA dijo...

Menudo susto! Menos mal que no ha sido nada..si es que parecen de goma.......
Besos

keka dijo...

Pues sí chicas, menos mal que no ha sido nada. A mí es lo que mas me "preocupa" de tener un hijo, quieres tanto a esa cosita que ya te tiene toda la vida con el corazón en un puño ¡ley de vida! No empiezas a comprender a tus padres hasta que te planteas serlo, jeje.