23 de enero de 2011

Soy como soy


A veces me siento frente al ordenador y me pongo a pensar en que voy a escribir y medito sobre mi forma de ser... esto viene cuando leo algunos blogs, algunas historias , etc., etc., me da pensar que a veces no soy muy profunda en mis post y pienso en las palabras de mi mamá; cuando éramos pequeñas ella saludaba y preguntaba a x persona ¿cómo estas? y si esa persona soltaba una retahíla de cosas de lo mal que le iba la vida, de lo mal que estaba de salud y demás, cuando esa persona se iba apuntaba para si misma que no debía volver hacerle esa pregunta de ¿cómo estas? a esa persona y nos explicaba a mi hermana y a mi que el preguntar era solo por cortesía, simple educación, urbanidad, que salvo que estuvieras con personas que pertenecían a tu entorno (léase familia y amig@s muy queridos) entonces realmente preguntabas interesándote, pero que si era alguien que conocías y encontrabas casualmente era solo educación y que sino queríamos que nos rehuyeran debías solo contestar cortésmente que estábamos bien, esto calo tan profundamente en mi, que aun cuando peor he estado en mi vida, contesto automáticamente que estoy muy bien gracias a Dios, es tan automático que a veces no me doy cuenta que la persona que esta a mi lado es de la familia y sabe que estoy realmente muy mal con lo que al contestar ponen cara rara y entonces reacción y bueno ya nos ponemos a charlar de como voy llevando x situación.

Una cosa parecida me pasa con el blog, creo que tengo por ahí algún post que he escrito desahogándome pero no es mi temática, ni tampoco la de ponerme a profundizar en muchos temas, vuelvo a remitirme a mi mamá, la procesión va por dentro, no hay que ser extremistas, no hay que ser radicales, vamos que si éramos invisibles era mejor, no creo que por cobardía por que pienso que mi mamá era una mujer muy valiente, dirán ustedes que opino así por que era mi mamá; pero no, en verdad era una mujer muy valiente. Ella provenía de una familia educada y con dinero venida a menos (como dicen en mi tierra) a pesar de que mi abuelo era machista y no quería que sus hijas estudiaran más allá de la primaría, ella se empeño en estudiar y mi abuela la apoyo, con 15 años ya trabajaba como contable y con 18 años se fue a un convento, en contra de de toda su familia, pensaba fielmente que esa era su vocación, pero con el paso de los años se dio cuenta que no y dejo el convento, lo que agradece de haber estado ahí fue toda la educación y estudios que recibió, era una mujer que le gustaba aprender de todo y nada le daba miedo y si le daba miedo se lo tragaba, por que ella decía que ser valiente no significaba no sentir miedo que no sentir miedo no era normal, ella lo mismo cocinaba, que hacia bricolage, que daba clases, que hacia manualidades, que arreglaba un enchufe, se caso con 30 años, lo cual para su época era muy criticable por que ya se le había pasado el arroz y con todo y ello se dio el lujo de esperar dos años antes de tener hi@s, quería disfrutar de su matrimonio (chica lista) , después de muchos problemas con su marido y dos hijas de por medio opto por pedir el divorcio, cosa que para su época también fue escandaloso, estamos hablando del año 1977 y bueno, su marido (que no puedo llamar padre por que en ningún sentido lo fue) la dejo sola con nosotras (teníamos 3 y 1.5 años), por que para no pasar pensión se fue del país, así que ella se enfrento a la sociedad, a su familia y consiguió dos trabajos para sacar a su familia adelante, era una mujer que siempre tenia una sonrisa en la boca, palabras amables para todo el mundo, trabajadora como la que más, preocupada por que sus hijas fueran mujeres preparadas para la vida, ayudaba a quien podía y como podía, todo un ejemplo y sobre todo nunca se quejaba, ni alto, ni bajito, si le preguntaban como estaba ella siempre decía que muy bien gracias a Dios, era una optimista de corazón, tengo muchísimas anécdotas sobre eso pero una que recuerdo con cariño es cuando estaba muy enferma del corazón y paso el medico a verla (ella estaba ingresada) y le pregunta que como se siente y ella como siempre contesta -muy bien gracias a Dios- y el medico sonríe y le pregunta si ha tenido buena salud, a lo que ella dice - Si , siempre he sido muy sana- y entonces el medico le pregunta por enfermedades que ha padecido, alergia y operaciones, ella empieza con me han operado de: apendicitis, juanetes, vesícula, histerectomía, columna, hemorroides, de un ojo, que padece de la tensión baja, que se le baja el azúcar, que paso la hepatitis A, etc. que es alérgica al pelo de los animales, polvo, polen, climas secos, etc., etc., la cara del medico era un poema, cuando mi mamá termina de relatar al medico, le pregunta que opina y él le responde , que es usted una optimista, si la verdad es que no era una mujer muy sana, ella padecía ya de muchas cosas desde temprana edad, pero de lo que más padecía era de optimismo, a raíz de ella murió he estado mucho tiempo enojada con ella por haberme abandonado tan pronto, por no haber esperado a que tuviera hij@s para hacerle las mil preguntas que me hubiera gustado pero conforme ha pasado el tiempo mi enojo se ha estado evaporando y parece que me va quedando el optimismo, no me considero tan optimista como lo era ella, pero me doy cuenta que intento quedarme con lo mejor de mis recuerdos, me acuesto por la noche y pienso en las cosas bonitas que me han pasado en el día y que me gustaría ser una persona cada día más positiva (cosa que a veces me cuesta un poco más).

Así que si a veces mi blog, no es profundo y dramático no es por otra cosa más que por una cuestión de educación, principios y un ejemplo muy arraigado en mi interior de optimismo; si mis palabras en los comentarios, les suenan a veces muy felices u optimistas créanme que no por ello son nunca falsas y si me permito algunas veces opinar de más o dar algún consejo que nadie a pedido es por que me faltan los consejos de mi mamá y hay muchas cosas que quizá se puedan dar por obvias pero a mi me ha costado llegar a ellas por que nadie me las ha dicho, por que nadie me dio un consejo y créanme cuando me han dicho ¿y por que no hiciste esto o aquello? mi respuesta es que simplemente no se me ocurrió.




8 comentarios:

Maria dijo...

Muy bonito, me he emocionado. Muchas gracias por compartirlo. Un besazo

Sueño Azul dijo...

Simplemente gracias

GLORIA dijo...

Creo qe esto de los blogs es como la vida misma, yo, por ejemplo puedo hablar horas y horas y eso hago muchas veces en el blog,me lío a escribir todos mis pensamientos..........yo soy así.
Los que por aquí pasamos, como yo, nos encanta tu blog y cómo lo llevas, además siempre tienes algo interesante que contar........
Besos

lotus dijo...

Hola, la verdad es que eres una persona genial, que gracias a tus principios y todos esos momentos vividos con tu mama, hizo de ti esa persona optimista, que suele quedarte con los momentos más bello vivido con las personas, y eso dice mucho de ti, es difícil tomar esa parte de la vida desde esa perspectiva.
Recibes un beso y adelante.

cathwithglasses dijo...

para mi, tus consejos siempre ayudan, y tu blog sí es profundo, quizás lo más en transmitir optimismo a otras (ya sabemos todas que en ese proceso a veces es difícil encontrarse con el Sr. optimismo).

Núria y Luisa dijo...

Mi opinión es que cada cual gestiona sus sentimientos y sus blogs como más le satisface o le apetece.
Cada escritora o lectora tendrá sus propias expectativas y objetivos.
Yo, simplemente darte las gracias por contar lo que te apetece y compartir con quienes te leemos.

Núvol dijo...

Las madres ... yo en estos momentos estoy apreciando mucho a la mía, más de lo que hubiera imaginado.
Así que siento mucho que no la tengas, debe ser muy duro. Por lo que cuentas ha debido ser una mujer maravillosa y ha hecho que tu también lo seas.
Sigue siendo tu

MyA dijo...

Muchisimas gracias Ana por escribir tu blog tal y como lo escribes! :-). Tenemos algunas cosas mas en común de las que pensabamos, por ejemplo la gran suerte de haber tenido una madre de 10 ! Un abrazo muy muy fuerte.