3 de noviembre de 2010

Solo por comartir


Tengo un problema !! debo aceptarlo, basta de negarlo.. dicen que para enfrentar y superar las cosas, la primer etapa es aceptarlo.. ultimamente he comprado muchos relojes, de diferente color, modelos y tamaño... los he mirado fijamente, y ninguno camina tan de prisa como este que llevo internamente, ninguno se adelanta al Tic Tac, como este reloj que ha comenzado a quitarme el sueño.. se que no es cuestion de falla mecanica, se que no necesita nuevas baterias, o un reajuste, solo que.. lleva un paso muy adelantado... (fragmento de Desmenuzadores de ideas)

Hola, he encontrado este fragmento navegando por ahí que describe muy bien como me siento últimamente la mayor parte del tiempo y bueno para la que lo imaginan estoy hablando del famoso reloj biológico, es curioso como se van dando las cosas en esta vida.

Día a día siento que el tiempo se me va, que hay un tic tac gigante que me persigue y me dice que ya voy a cumplir 36 años, que el tiempo se me agota y en verdad me pesa no poder tener otro hij@; con todo esto también he descubierto que casi todo en esta vida son decisiones de dos, ovulo y espermatozoide, tiempo y espacio, sol y luna, blanco y negro, etc. para conseguir una serie de resultados deben ser dos los que estén de acuerdo en obtenerlo, en este caso nosotras llegamos a un acuerdo por distintas razones y por duro que a veces me parezca, se que es lo mejor o por lo menos quiero creerlo de corazón, me aferro a esa idea, no se a veces pienso que solo el tiempo lo dirá.

Cuando leo los blogs de las que van a ser madres por segunda vez o que ya lo son me lleno de alegría por que creo que me gustaría verme así.

Ayyyyyy (suspiro profundamente) a veces las cosas no pueden ser como una quiere, quizá las que todavía no tiene hijo digan que estoy loca que ya tengo la alegría de tener a Daniel con nosotras pero créanme cuando tengan sus hij@s, muchas de ustedes me comprenderán mas de lo que imaginan por que esa naturaleza que tenemos de ser madres, ese tic tac que no deja que nos olvidemos que el tiempo se agota, nos hace pensar en lo bello que es sentir una vida creciendo, creándose en ti, es magia, créanme es pura magia, es vivirla, amarla, te llena de tal forma que piensas en repetir tan maravillosa experiencia que aunque dices son 9 meses uuu que de tiempo, al final te das cuenta que esa magia se fue demasiado rápido de dentro de ti, si es verdad ahora puedes verle crecer fuera, reír, jugar, abrazarle pero estoy hablando de cosas completamente distintas.

Bueno esto es solo por compartir por no ahogarme sola en los pensamientos que me inundan cuando menos lo espero.

Besos

6 comentarios:

Núvol dijo...

Yo antes pensaba que eso del reloj biológico era una tontería. Luego descubrí que no, que yo también tenía uno. Así que entiendo que te vuelva a llamar el tic-tac.
Pero si ha sido una decisión de las dos y meditada seguro que está bien tomada

CRISA dijo...

bueno no se el motivo pero si lo decidisteis asi seria pq es lo mejor.Animo y a disfrutar de Daniel

Gabriela dijo...

Ostras, tus palabras me han dejado triste, quizás por que es lo que transmites...
No tengo idea sobre los motivos para negarte a la creación de una nueva vida, pero sería una pena que fuera por motivos "racionales" (dinero, vivienda...). Ojalá no tuvieras (tuviéramos, las mujeres en general) que luchar entre instinto y cabeza.

Por cierto, os sigo y me parecéis una familia estupenda!!

Linda dijo...

Hola Aqua!

Te leo y me veo a mí misma hace un año....exactamente como me sentía...mi mujer y yo nunca "decidimos" no tener otro hijo, pero tampoco sí tenerlo...ella decía que no...yo que sí... Sé que casi le hice "manita de puerco" para que accediera...de hecho podría decirse que sólo se dejó llevar...pero desde que tuvimos fecha para la inseminación, se veía tan radiante y emocionada como yo lo estaba. Es cierto que son decisiones de 2, porque así "decidimos" vivir: con una pareja a la que amamos profundamente, pero también es cierto que las dos partes debemos velar por la felicidad completa de la otra...y tu escrito revela nostalgia y hasta podría decir cierta tristeza combinada con resignación...

Gabriela señala que sería una pena que su decisión conjunta sea por motivos "racionales", coincido completamente... Nunca será el mejor momento para tener un hijo...y para tener dos...jamás! Las cosas en el mundo cada día son más complicadas, sobre todo para quienes vivimos de un salario... pero nada podrá compararse a la alegría de crear una nueva vida sobre la que podrás volcar todo tu amor y lo poco que tengas...

Piénsalo una vez más...porque efectivamente...el tiempo pasa...y todas merecemos la felicidad completa!

Un beso!! =)

Aqua dijo...

Gracias chicas por vuestras palabras, lo de la tristeza es queno lo voy a negar, si es un tema quetiene triste, que son decisiones racionales pues si para que lo vamos a negar, a sido negociar hasta llegara un punto medio, por que si creo que me haria muy feliz tener otro hijo pero reconozco que mi mujer no tiene paciencia con los niñ@s en general, se que ella ama muchismo a nuestro hijo pero que a veces lo pasa mal, asi que no es plan de forzar la situación.
Para mi era poder compartir y poder poner en palabras lo que pasa en mi corazon durante ya algunos meses y los que me quedan.
Gracias por pasarse por aqui.
Besos

Lau... dijo...

Aqua cómo me gusta tu blog!, no es la primera vez que te leo y me haces pensar, sentir, reflexionar. Anoche leí tu entrada y me quedé pensando antes de dormir. Siento adentro lo que dices, y no podría estar mas de acuerdo con la opinion de Linda.
Elegimos en su momento vivir de a dos, crecer y proyectar de a dos una familia. Dos personas adultas deciden sobre cómo y hacia donde va el barco de ese gran proyecto. en ocasiones tocará ceder y en otras mantenerse firme. Negociar...dialogar...meditar. la típica hojota de los pors y los contras siempre me ha ayudado muchísimo a tomar decisiones conjuntas.
Por mi parte, soy una fan incondicional de mis hermanas, mi familia fueron mis padres, pero a lo largo de mi vida sin duda han sido ellas mi refugio y mi alegría.

Besos fuertes a los 3!