31 de agosto de 2008

Primera cita con la matrona

Ya estábamos en el camino de vivir nuestras primeras experiencias como futuras madres , fuimos a ver al medico de cabecera, estábamos ya de 10 semanitas y él nos comento que todo comenzaría apartir de la semana 12 que es cuando te dan la primera cita con la matrona, las primeras analíticas y la primer ecografía, nos dio todos los volantes y nos fuimos a ver a la secretaria del ambulatorio, nos dio todas las citas, estábamos super contentas.
Primero fueron las analíticas, hay madre mía que penita de mi, me sacaron una cantidad de frascos que prefería ya ni mirar pero me dijo la chica del laboratorio que eran muy importantes por que algunas de estas analíticas junto con los resultados de la primer ecografía nos dirían lo del riesgo de síndrome de dawn.

Cuando estuvieron los resultados ya era fecha de ir a ver a la matrona y bueno la verdad es que nos gusto muco, es un encanto de mujer, muy profesional y bueno ni se asusto cuando le comentamos que eramos pareja, al revés nos trata super bien y a pesar de tantísimas preñadas como ve se queda con el nombre de todo mundo, lo único que no me hizo gracia es que me dijo que le parecía que tenia o iba a tener diabetes gestacional, bueno nos abrió el expediente empezó a tomar notar de todo, las analíticas y hacernos la cartilla para el embarazo, me mando hacer más analíticas para lo del azúcar, nos dio un número de teléfono para que la llamáramos por si surgía cualquier duda y que contara una semana de hacerme las analíticas para llamarla si estaba bien no tendría que pasarme por la consulta pero si daban positivo para vernos inmediatamente. Vamos que mejor ni en sueños, nos sentimos confortadas de ver que nos había tocado una matrona que se interesaba por nosotras y el bebe, creo que en esos momentos no podíamos pedir más (ojo solo en ese momento jejeje).

La ecografía fue otra historia, ese dia enla consulta habia un retraso grandismo, luego nos toco una ginecóloga que era nueva y nunca había utilizado ese aparato, en fin que para cuando entramos ya estábamos nerviosas, dimos los datos, la cartilla y bueno a lo que ibamos, yo no pude ver nada, por que decía que si movía el monitor ella no se enteraba de nada, así que Lotus fue la que tuvo el placer del ver a nuestro bebe, ella me decía que se movía muchisimo, la ginecóloga me puso de los nervios, por que decía que no se veía bien, que era muy pequeño, etc, etc ya saben puras cosas que te reconfortan, en fin que le dio los datos a la enfermera y me dijo que estaba listo que nos podíamos ir, ya la enfermera nos explico que esos resultados junto con los de la analítica pasaban a un laboratorio y que de ahí nos llamarían para decirnos lo del riego. Nos fuimos más nerviosas que cuando habíamos llegado, ya que yo no estaba segura de que todo estuviera bien, la pobre de Lotus ya no sabia que decirme para tranquilizarme, lo bueno fue que antes de una semana nos llamaron y nos dijeron que no había riesgo, de momento teníamos tranquilidad.

1 comentario:

Euge dijo...

Que suerte que les toco una buena matrona, la nuestra era un amor pero la verdad que estaba más perdida que mister magoo la pobre!

Sigan que me muuero de impaciencia de saber como estan ahora!!

Besotes